Crece el interés de los chilenos por adquirir vehículos eléctricos

En Chile la industria eléctrica ya se está preparando para la masificación de estos automóviles, que además de cuidan el medioambiente.

En la actualidad, el mundo está viviendo una verdadera revolución eléctrica. La necesidad de aportar al cambio climático y disminuir los niveles de contaminación, han llevado varios países a fomentar el uso de vehículos eléctricos y, de este modo, poner fin de forma paulatina a los autos de combustión.

Recientemente, las autoridades de China, Holanda, Francia y Alemania anunciaron que únicamente se venderán modelos de vehículos eléctricos entre los años 2025 y 2040. Esta decisión no sólo responde al cuidado del medioambiente, sino también a la mayor tecnología que otorgan estos modelos.

Según un informe de Bloomberg New Energy Finance, empresa líder en el análisis de tecnologías renovables, se espera que en 2040 más de un 50 % de los automóviles que circulen en el mundo sean eléctricos.

Hoy, en Chile hay sólo 179 de estos vehículos circulando por las calles. Pese a que esta tecnología ha llegado de forma lenta y gradual a diferencia de otros países, las autoridades nacionales proyectan que, de acá al 2050, habrá cerca de 5 millones de estos automóviles en el país.

Uno de los factores más relevantes para aumentar el uso de la tecnología eléctrica es fomentar el interés de los potenciales compradores. La marca Tesla ha sido fundamental en esta materia, dado que ha hecho noticia a nivel mundial por sus innovaciones.

Un buen ejemplo es el auto modelo S de Tesla, que además cuenta con piloto automático, tiene la autonomía necesaria para realizar un viaje de 539 kilómetros. Por otro lado, el costo de este vehículo ha disminuido, debido a la reducción en el valor de las baterías de iones de litio.

Según los expertos en recursos renovables, es muy probable que los vehículos eléctricos se masifiquen en los próximos años, no solo por el fomento de la propia industria, sino también de las autoridades de cada país.

“No será extraño ver a las personas en Chile contratando un seguro automotriz para sus propios vehículos eléctricos”, comentó Juan José Santa Cruz, gerente general de EstoySeguro.cl.

“Los clientes tendrán conciencia de las ventajas que entrega esta tecnología y querrán proteger sus autos con un seguro, que brinda una mayor tranquilidad a las personas. El mercado se va a ir adaptando y estimamos que para el 2040, los seguros recogerán las necesidades de los nuevos tiempos”, agregó Santa Cruz.

El fomento de la tecnología eléctrica está cada vez más presente en la industria automotora. Esta afirmación coincide con la visión de Colin McKerracher, representante de Bloomberg New Energy Finance, en una conferencia en Londres. “El sector automotriz y el sector eléctrico están uniéndose de una manera que no lo hicieron en el pasado”, aseguró.

Ahora bien, el mayor interés por los vehículos eléctricos no solo ha obligado a la industria automotriz a renovarse, sino también a las compañías eléctricas, que han debido actualizar sus modelos de negocio.

La mayor demanda de electricidad implica buscar nuevas formas de producir energía, que además de ser renovables permitan resguardar el cuidado del medioambiente.

La empresa eléctrica Enel, que opera en gran parte de la Región Metropolitana, ya se está preparando para enfrentar este nuevo desafío. Una de las primeras medidas fue permitir el acceso de 30 vehículos eléctricos para ser vendidos entre sus trabajadores, con condiciones especiales de pago.

Se trata de 25 ejemplares de Nissan Leaf y cinco correspondientes al modelo Hyundai Ioniq. Estos automóviles no cuentan con restricción vehicular y tienen un bajo costo de mantención. Se estima que gastan 4 mil pesos semanales, casi un cuarto de lo que invierte en gasolina un usuario promedio.

Si bien la autonomía en kilómetros que tienen estos modelos no se comparan con los de marca Tesla, su ingreso a Chile es valorable, porque contribuye a reducir la contaminación ambiental.

Cuando la tecnología se masifique en Chile, Enel pretende instalar una red nacional de electrolineras. Este despliegue necesitará conocer en detalle el funcionamiento y las necesidades de este tipo de vehículos, además de prepararse para competir con el negocio del combustible.

En caso que una persona ya haya comprado un auto eléctrico o esté próximo a hacerlo, los expertos entregan ciertas recomendaciones.

En primer lugar, es necesario conocer los lugares habilitados para la carga, dado que en la actualidad, escasean. Por otro lado, es fundamental contar con un seguro de auto que proteja la compra, considerando que adquirir un vehículo de este tipo es mucho más caro que uno convencional.

 

Compartir: