La sorpresa de Google ¿Realmente pretende ingresar al mundo de la telefonía fija?

Tal como si trataran de un antiguo cortinaje interior, los teléfonos fijos son una tecnología con fecha de caducidad muy cercana a la presente. Para otros, incluso estás ya plenamente obsoletos cuando se trata del mercado de servicios para el hogar y sólo los defienden en el caso de las empresas y compañías. Todo esto, a causa de la irrupción de cada vez más mecanismos de comunicación inalámbrica en apariencia más baratos e igual de eficientes.

Es ese el escenario en el que Google tiene pensado instalarse gracias a su Fiber Phone, una innovación que permitiría contar con un teléfono fijo como el de siempre, pero que ofrezca la opción de, por ejemplo, redireccionar la llamada cuando el usuario no se encuentre en casa.

El Fiber fue anunciado a finales de marzo como un proyecto que funcionará bajo el alero de Google Fiber y que ofecerá paquetes y líneas telefónicas a los teléfonos fijos de sus usuarios.

El fijo del futuro

Por ahora, el Fiber Phone estará disponible para clientes de Google estadounidenses en algunas ciudades, por un precio cercano a los USD 10 al mes e ingresará de a poco en cada urbe, aumentando en forma gradual su colonización territorial. Con esa tarifa, la idea es que este teléfono ofrezca llamadas nacionales ilimitadas y llamadas internacionales bajo las tarifas de Google Voice que, por ejemplo, presentan un precio por minuto de 5 centavos de dólar por una  llamada entre México y EEUU.

Las innovaciones que puede acarrear la implementación en el hogar de un Fiber Phone son ilimitadas si se considera que su principal motivación es la de renovar la telefonía fija. El redireccionamiento de llamadas, la mejora en el uso de las llamadas en espera, el acceso a listas de contacto de forma sencilla y la conexión con otros dispositivos, pueden ser algunos de los beneficios que esta tecnología ofrezca una vez que se haya masificado su uso.

Si bien los teléfonos móviles nos han impulsado hacia el futuro, el servicio de telefonía fija sigue siendo importante para muchas familias”, indicó John Shriver-Blake, encargado de Fiber Phone. Y claro, en concordancia con ese hecho, es que no parece ser menos práctica la iniciativa de este gigante tecnológico.

Por otro lado, como se mencionó un poco más arriba, esta es sólo una rama del árbol que Google está echando a crecer, pues Google Fiber es la nube en la cual habría de funcionar el nuevo teléfono fijo. Google Fiber surgió como un proyecto de Goole para llevar internet de alta velocidad a las ciudades, con fibras ópticas capaces de alcanzar los 1000 Mbps. Al día de hoy, ya cuentan con Google Fiber ciudades como Provo, Kansas City y San Antonio, siendo esta última la cuarta en recibir esta tecnología puesto que se ha alzado como la urbe estadounidense de mayor crecimiento en todo el país.

Compartir: