China regula legalmente el control de los datos de las empresas sobre los usuarios

China está reforzando el control de los datos recogidos por las empresas sobre el público en virtud de una ley aprobada por su legislatura ceremonial.

China está reforzando el control sobre la información que las empresas recopilan sobre el público en virtud de una ley aprobada por su legislatura ceremonial, que amplía la represión del Partido Comunista en el poder sobre las industrias de Internet.

La ley impondrá algunos de los controles más estrictos del mundo sobre el manejo de la información sobre los individuos por parte del sector privado, pero no parece afectar a la vigilancia generalizada del partido gobernante ni al acceso a esos datos corporativos.

Su aprobación se produce después de las medidas antimonopolio y de otro tipo contra empresas como el gigante del comercio electrónico Alibaba y el operador de juegos y redes sociales Tencent, que han hecho caer el precio de sus acciones.

La ley, que entra en vigor el 1 de noviembre, es consecuencia de las denuncias de que las empresas han utilizado o vendido indebidamente los datos de los clientes sin su conocimiento o permiso, lo que ha dado lugar a fraudes o prácticas desleales como el cobro de precios más altos a algunos usuarios.

La ley limita la información que las empresas pueden recopilar y establece normas sobre cómo debe almacenarse. El texto completo no se ha hecho público de inmediato, pero los primeros borradores exigían el permiso del cliente para vender los datos a otra empresa.

Efectos en el mercado

Las acciones de Alibaba perdieron un 2,6% en Hong Kong tras conocerse la aprobación de la ley. Tencent se hundió tras el anuncio, pero acabó subiendo un 1%. Pinduoduo, una tienda de comestibles online, bajó un 1,2% en las operaciones previas a la comercialización en el Nasdaq estadounidense.

La ley es similar al Reglamento General de Protección de Datos de Europa, o GDPR, que limita la recopilación y el manejo de los datos de los clientes. Pero a diferencia de las leyes de los países occidentales, los primeros borradores de la legislación china no dicen nada sobre la limitación del acceso del partido gobernante o del gobierno a la información personal.

El partido en el poder ha sido acusado de utilizar los datos recogidos sobre los uigures y otros miembros de grupos étnicos predominantemente musulmanes de la región noroccidental de Xinjiang para llevar a cabo una amplia campaña de represión.

Las autoridades chinas están “preocupadas por el volumen de datos que tienen las grandes tecnologías respecto a la población y el poder que pueden proporcionar”, dijo Paul Haswell, del bufete de abogados Pinsent Masons. Calificó la medida como la versión china del GDPR.

La mayoría de las organizaciones, sin embargo, deberían estar preparadas después de que las autoridades chinas impusieran otras restricciones a la supervisión de los datos, dijo Haswell.

La nueva estrategia china

La ley refleja la nueva estrategia de desarrollo económico de Pekín, en la que el crecimiento tiene que ser sostenible, beneficioso para la sociedad y propicio para la mejora económica, dijo Rebecca Arcesati, analista del Instituto Mercator de Estudios sobre China.

“El mensaje del gobierno a las empresas de plataformas de Internet es claro: el crecimiento futuro sólo será posible dentro de los límites de lo que es bueno para la nación china, que a su vez está definido por el Partido Comunista Chino”, dijo.

Pekín quiere que los gigantes tecnológicos ganen dinero con el Internet industrial, o con la digitalización de los servicios públicos, en lugar de con los clics de la gente en las redes sociales, dijo Arcesati.

En abril, Alibaba recibió una multa récord de 2.800 millones de dólares por prácticas anticompetitivas.

Este mes, el gobierno dijo que las empresas de educación en línea ya no pueden recibir inversiones extranjeras ni operar como empresas con fines de lucro.

Compartir: