¿Cómo debe actuar el líder de un equipo de trabajo a distancia?

Con el paso del tiempo la pandemia se ha vuelto lentamente en nuestra nueva normalidad. Con ello, un ámbito de la vida que se ha visto afectado es el trabajo, ya que muchas personas han pasado a trabajar desde casa. Eso implica, según comenta Eduardo Olmedo Prado, líder de dos empresas chilenas, un cambio no solo para los trabajadores, sino que también para los jefes y líderes de proyectos, quienes deben tomar nuevas decisiones. 

El teletrabajo es una tendencia que ha llegado para quedarse. Según indican las cifras de estudio “Factibilidad y determinantes del Teletrabajo a nivel de ocupaciones en Chile y en la Región Metropolitana”, elaborado por el Observatorio Laboral Metropolitana, cerca de dos millones de personas trabajan desde casa: “Esta época ha significado grandes cambios para los trabajadores. Sin embargo, el desafío de la pandemia también le ha llegado a los líderes de proyectos empresariales, quienes han debido modificar la forma en la que ejercen su liderazgo”, indica Eduardo Olmedo Prado, líder de dos empresas chilenas

Lo cierto es que con la pandemia, la digitalización es un proceso que ha tomado por sorpresa a varias empresas, teniendo la mayoría que implementar sistemas de videollamadas y conversaciones online, algo nunca antes habían hecho. Esto sin duda ha significado una tarea compleja para todos los miembros de las empresas, pero muy poco se menciona el efecto que se tiene sobre los líderes de equipos de trabajo. 

No es lo mismo liderar un equipo presencialmente que hacerlo a distancia. Hay momentos que se pierden y que deben ser reemplazados de alguna forma. 

Generar instancias de diálogo grupal

Uno de los momentos más productivos del trabajo presencial son las reuniones en grupo. Es allí, en donde las mejores ideas pueden surgir, donde se pueden discutir soluciones a las problemáticas que pueden aparecer, la instancia en donde el líder puede expresar sus ideas, así como también los trabajadores pueden hablar sin temor a ser ignorados. 

Con la pandemia, ese momento se ha visto modificado debido a que todas las reuniones ahora se realizan de manera virtual en un escenario muy distinto al habitual. Lo que debe hacer un líder es tratar de generar instancias de diálogo grupal lo más parecido posible a como serían en la vida real. 

“En las reuniones virtuales es importante que los miembros del equipo tengan sus cámaras encendidas para que todos puedan verse las caras. El líder debe interceder para que todos tengan una experiencia lo más parecida a la real para que todos se sientan cómodos trabajando desde casa y no se sientan solos”, explica Eduardo Olmedo. 

Plantear nuevos objetivos acordes a la situación sanitaria

El líder de un equipo de trabajo es quien entrega los objetivos que los miembros deben cumplir para alcanzar una meta en común. Hoy con la pandemia es complejo poner objetivos demasiado ambiciosos, considerando que ahora el escenario de trabajo es distinto. 

Hay que considerar que muchos trabajadores son padres y madres, por lo que tienen a cargo el cuidado de sus hijos, además de otras tareas cotidianas como las de cocinar, limpiar, alimentar a una mascota, entre otras cosas. El tiempo que el trabajador dedica a su trabajo remunerado, puede verse mermado por estas situaciones. 

Escuchar inquietudes personales

Capacidad de escuchar

“Un buen líder debe saber escuchar a los miembros del equipo y es algo que no solo se aplica a las reuniones grupales. A veces, los trabajadores tienen inquietudes personales que el líder debe saber escuchar y comprender para hacer que el barco que es una empresa, avance sin problemas”, señala Eduardo Olmedo. 

En una pandemia tan fuerte como la que estamos viviendo hoy, los trabajadores van sumando diferentes inquietudes que no solo se desprenden del trabajo mismo, sino que pueden relacionarse con el hecho de no poder salir de casa, por problemas familiares o por la pérdida de un familiar. El líder, tiene que ser comprensivo y escuchar a su trabajador, con el objetivo de que no se sienta solo y pueda seguir siendo un aporte al equipo. 

Estar atento a las soluciones que le brindan los miembros del equipo

Otra facultad que señala Eduardo Olmedo, también se relaciona con la capacidad de escucha, pero esta vez, relacionada a las soluciones que pueden surgir de su equipo de trabajo. Con la pandemia, problemas que antes no existían pueden surgir y la solución puede estar en la voz de uno o varios miembros del equipo.: “Yo siempre digo que si alguien tiene algo que aportar, no debe temer en decir su idea. De repente, de la imbecilidad más grande puede salir el descubrimiento más brillante, algo que en la pandemia se agradece bastante, ya que las empresas se han visto plagadas de problemas”, comenta. 

Actuar con transparencia y no esconder sentimientos

No obstante, el líder no solo debe tener la capacidad de escuchar y dar voz a sus trabajadores en pandemia. Él también debe tomar la palabra y mostrarse de forma transparente, no teniendo miedo de decir aquellas cosas no tan buenas que ha surgido como consecuencia de este periodo tan difícil. 

A su vez, él también debe mostrarse transparente con sus sentimientos y sus propias vivencias. Aislarse en un periodo complejo a nadie le hace bien, por lo que recibir el cariño y escucha de sus compañeros de equipo es algo vital para salir adelante. 

Compartir: