Experto comenta: “Es importante que los bancos tengan mejores medidas de seguridad”

Los asaltos y robos a bancos se han vuelto algo más común en los tiempos que corren. Se podría pensar que la pandemia algo ha frenado esta tendencia, pero desgraciadamente no. Para Eduardo Olmedo Prado, experto en georradares, estas entidades deben tomar cartas en el asunto.

Una simple búsqueda en Google nos da cuenta de que en 2020 nada ha cambiado. Los robos a bancos y entidades financieras, son un delito que los medios casi semanalmente cubren en diferentes partes del país. Se podría pensar que con la pandemia esta tendencia podría haberse calmado, pero no.

“Los delincuentes cada vez buscan nuevos métodos para cometer los robos. Obviamente la culpa no es de los bancos, pero estos debieran invertir en nuevas formas de protegerse”

─Eduardo Olmedo Prado, experto en georradares.

La crisis económica por la que estamos pasando producto del coronavirus, ha motivado aún más a los delincuentes a cometer ilícitos. Puede parecer más difícil robar dinero de un banco, pero es algo que los ladrones cada vez más están intentando. Asaltos, hurtos, estafas e incluso túneles, son alguno de los métodos utilizados por los antisociales.

¿De qué manera se evita que ocurran estos ilícitos? Algunas medidas.

Meterse en la cabeza de los ladrones

Algo clave a la hora de prevenir estos delitos, es intentar identificar cómo pensaría un delincuente para encontrar la manera en la que actúan al momento de robar. Si bien es cierto que no existen estudios que arrojen el número y el tipo de robos a bancos ocurridos al año, es cosa de mirar un poco la prensa para darse cuenta los métodos utilizados por los ladrones.

Eduardo Olmedo Prado menciona que “la alternativa más común y fácil para los delincuentes es emplear la fuerza al momento de robar. Los asaltos a mano armada siguen ocurriendo con la misma intensidad que hace algunos años, en donde el personal de seguridad del banco se ve ampliamente sobrepasados”. Así ocurrió el pasado 3 de octubre, en una sucursal del banco BBVA en Las Condes, en donde los asaltantes lograron sustraer cerca de $130 millones.

¿Se pueden evitar este tipo de robos?

Para evitar ese tipo de delitos, lo más importante es contar con un personal de seguridad apropiado, compuesto por vigilantes privados, quienes por normativa en Chile pueden contar con armas de servicio. El uso de cámaras es importantísimo, ya que previene de actitudes sospechosas de personas que pueden estar en el recinto realizando una investigación previa para cometer un robo.

“Hay que meterse en la cabeza de los delincuentes. Tratar de buscar qué alternativas de robo tienen. Ya sea a través de un asalto, secuestro, el uso de bombas, entre otras cosas, los ladrones siempre tendrán nuevas formas de robar. Incluso, el uso de túneles se ha vuelto en una práctica cada vez más utilizada, la cual los bancos tienen que ser capaces de prevenir”, explica Eduardo Olmedo Prado.

Eduardo Olmedo Prado, director ejecutivo de GeoRed

Las nuevas metodologías

Aunque ya no es necesario amenazar a alguien con una pistola para poder robar un banco. Hoy en día, los delincuentes han encontrado nuevas formas de delinquir, ocupando los conocimientos y tecnologías que actualmenkkyte son fáciles de obtener gracias a internet. La globalización, ha permitido que desde afuera lleguen nuevos métodos para robar.

Algo que se está volviendo frecuente, es que hackers intenten ingresar a los sistemas virtuales de los bancos y otras entidades para robar claves de clientes o simplemente sustraer dinero del mismo banco. Según el especialista Eduardo Olmedo Prado “el caso más comentado de este año, fue el ocurrido con el Banco Estado, que sufrió un hackeo de sus sistemas perpetuado por personas que ni siquiera son del país”.

Diferentes tipos de robo

Por otro lado, existe otro tipo de robo, que si bien no ha alcanzado las cifras de los otros métodos, comienza a ganar fuerza con el pasar del tiempo. Sólo durante este 2020, se han conocido dos casos de robos por túneles, en donde la PDI ha logrado prevenir los hurtos casi por suerte.

La única forma que se tiene de prevenir estos delitos, que vienen ocurriendo en Chile todos los años desde inicios del milenio, ha sido porque los delincuentes no han sido cuidadosos a la hora de hacer los túneles y han dejado pistas muy notorias. Incluso, en ciertos casos han fallado en el cálculo final y han salido a tierra en lugar equivocado (no en la bóveda).

“El mejor método de prevención en esos casos es el uso de georradares. Con ellos es posible ver si hay túneles o excavaciones cercanas sin la necesidad de excavar. Estos actúan tomando una especie de foto del subsuelo, permitiendo ver con exactitud qué hay a varios metros de profundidad”, manifiesta Eduardo Olmedo Prado.

Periodicidad en cuanto a las medidas preventivas para robos

Un aspecto esencial a la hora de prevenir la ocurrencia de este tipo de delitos, en cualquiera de las formas detalladas anteriormente, es realizar periódicamente revisiones de seguridad. Esto no sólo implica contratar a más personal de seguridad o instalar más cámaras. Lo ideal es investigar las nuevas formas de delinquir, mirando incluso los casos que suceden fuera.

“Hay que adelantarse a los delincuentes. Para eso hay que siempre estar actualizado en los nuevos métodos que estos encuentran para poder perpetuar sus delitos. En el caso de los túneles, por ejemplo, una buena medida es prospectar con georradares la zona de manera mensual. Así se pueden evitar desagradables sorpresas”, señala Eduardo Olmedo Prado.

Para más información sobre este tema, pueden conocer más al experto en su perfil de Linkedin.

Compartir: