Todo lo que debes saber sobre los autos híbridos

La palabra híbrido hace referencia a la unión de dos elementos de un mismo género pero de especies diferentes, es decir que su naturaleza es distinta. Pero, ¿Qué es exactamente un vehículo híbrido?

Los vehículos híbridos son aquellos que combinan un motor de combustión interna con uno o varios motores eléctricos, comúnmente conocidos como vehículos híbrido eléctrico. Los camiones, bicicletas, barcos, aviones y trenes también pueden entrar dentro de esta categoría.

Otros tipos de sistemas de propulsión híbridos utilizan una celda de combustible, un supercondensador, un motor de aire comprimido o batería inercial que se combina con un motor de combustión o eléctrico.

Todos los vehículos cuentan con una vía para guardar energía, que puede ser un depósito de combustible, y una máquina que es capaz de transformar esa energía en movimiento para impulsar al auto.

En el caso de vehículos que utilizan bencina la energía almacenada en forma de combustible se transforma en movimiento mientras que en el caso de los vehículos eléctricos la energía se almacena en una batería y se convierte en movimiento mecánico mediante un motor eléctrico.

Partiendo de esta premisa, un vehículo híbrido es aquel que cuenta con dos o más almacenes de energía por ende con dos o más máquinas encargadas de transformar dicha energía en movimiento.

Ahora bien, existen dos tipos de autos híbridos en la actualidad:

Híbrido regular

En este modelo, el motor de combustión interna es el que toma mayor protagonismo en la operación del vehículo mientras que el sistema eléctrico de propulsión pasa a segundo plano con un papel de reparto.

Al transcurrir en velocidad continua el motor eléctrico complementa al motor de combustión interna haciendo que este trabaje más tranquilo y consuma menos combustible. Ahora, cuando se está en tráfico pesado la motorización eléctrica es la que se encarga de mover el auto sin darle mucho uso al motor de combustión interna, siempre y cuando haya energía suficiente en la batería, claro está.

De esta manera, este tipo de autos muestra un consumo mejor en la ciudad que en las grandes autopistas.

La recarga de la batería ocurre a través de la regeneración de energía termoeléctrica generada por la fricción de los frenos o a través de energía eléctrica creada por el motor de combustión interna.

Este tipo de vehículo hay que manejarlo de manera inteligente, esto para aprovechar al máximo su economía así como su oportunidad de ser una opción sustentable para el planeta. El auto híbrido regular siempre se inclinará por utilizar más el motor de combustión interna que el eléctrico, lo cual implica un consumo negativo, de aquí la sugerencia de manejarlos con criterio.

Híbrido enchufable

En este caso, los papeles se invierten y es el sistema de motorización eléctrico el que toma el protagonismo relegando al motor eléctrico a tareas de movilización complementaria y de recarga de la batería.

Para este modelo se requiere de mucha más energía eléctrica, lo que lleva a que la carga que generan el motor y el sistema regenerativo de energía no sea suficiente, por lo que es necesario para recargarlo totalmente enchufarlo a la red eléctrica como si se tratará de un auto eléctrico convencional, así se podría aprovechar al máximo los beneficios de su tecnología.

¿Es una opción conveniente utilizar un auto híbrido?

Le consultamos a Juan José Santa Cruz, gerente general de EstoySeguro.cl a lo que respondió: “Si hablamos de temas sustentables, los autos 100 % eléctricos siempre serán la mejor opción, pero si nos referimos a términos de comodidad los autos híbridos pueden ser una opción conveniente especialmente para aquellos que buscan adaptarse a la nueva tecnología de los autos eléctricos, los híbridos pueden ser un paso necesario en el camino”.

Compartir: