Twitter pagará 150 millones por usar datos de seguridad para publicidad

Twitter continúa con su vida a pesar del culebrón que está viviendo y la operación de compra liderada por Elon Musk, pero esa vida tiene precio. Y es que la red social se enfrenta al pago de una multa de 150 millones de dólares, cantidad que ha acordado para poner así fin a las acusaciones de uso indebido de información privada, como números de teléfono, para orientar la publicidad después de decirles a los usuarios que la información se usaría por motivos de seguridad.

Según los documentos judiciales el acuerdo cubre las acusaciones de que tergiversó la “seguridad y privacidad” de los datos de los usuarios entre mayo de 2013 y septiembre de 2019.

El acuerdo de pagar los 150 millones de dólares ha sido anunciado por el Departamento de Justicia y la Comisión Federal de Comercio, pero no se trata sólo de una cuantía económica, sino que también tendrá que dar algún paso más para proteger a los usuarios. En concreto, Twitter deberá mejorar sus prácticas de cumplimiento.

De acuerdo con la denuncia presentada, Twitter dijo a sus usuarios que recopiló sus números de teléfono y direcciones de correo electrónico para proteger sus cuentas, pero “Twitter no reveló que también usó la información de contacto de los usuarios para ayudar a los anunciantes a llegar a sus audiencias preferidas”.

El director de privacidad de Twitter, Damien Kleran, dijo en un comunicado publicado por Reuters, que “nos hemos alineado con la agencia en las actualizaciones operativas y las mejoras del programa” para proteger la privacidad y la seguridad de los usuarios.

Hay que recordar que uno de los principales ingresos de Twitter es la publicidad y ha preocupado a sus usuarios. De hecho, el fundador de Tesla y SpaceX, Elon Musk, que ha ofrecido la cantidad de 44.000 millones de dólares para la compra de la red social de microblogging, y que ahora se encuentra en standby hasta que se aclaren algunas cosas relacionadas con las cuentas falsas que hay en la plataforma, ha comentado esta noticia en su perfil oficial.

“Si Twitter no fue sincero aqui, ¿qué más no es cierto? Esta es una noticia muy preocupante”, ha indicado Musk al comentar sobre las prácticas publicitarias de la compañía y la multa.

Según las autoridades estadounidenses, de los 3.400 millones de dólares en ingresos que tuvo Twitter en 2019, unos 3.000 millones de dólares procedían de la publicidad.

La presidenta de la Comisión Federal de Comercio, ha indicado que “Twitter obtuvo datos de los usuarios con el pretexto de aprovecharlos con fines de seguridad, pero luego terminó usando los datos para dirigirse a los usuarios con anuncios”. Ha añadido también que “esta práctica afectó a más de 140 millones de usuarios, además de impulsar la principal fuente de ingresos de Twitter”.

La denuncia contra Twitter también alega que la red social dijo falsamente que cumplía con los marcos de protección de privacidad de la Unión Europea-Estados Unidos y Suiza-Estados Unidos, que prohíben a las empresas utilizar datos de una manera no autorizada por los usuarios.

Por tanto, el culebrón de Twitter sigue dando que hablar y puede que esta multa tambalee un poco más la operación de compra venta, que se encuentra paralizada temporalmente por parte de Elon Musk.

Compartir: