10 consejos para calefaccionar tu casa en invierno

Más allá del cambio oficial de la estación que se acerca, uno de los indicadores principales es el cambio de horario. El próximo sábado 12 todos cambiamos nuestros relojes, retrasándolos una hora, para hacer el pase oficial al invierno.

A las 00:00 hrs. “Ganamos” una hora extra que cambia no sólo lo que vemos en nuestros aparatos digitales y relojes tradicionales, sino también afecta nuestro funcionamiento diario – lo que vemos al levantarnos y acostarnos en nuevas condiciones. Comenzará a oscurecer más temprano, y las temperaturas bajas se intensificarán.

En los últimos años hemos sido testigos de un intenso cambio en las temperaturas, mucho más altas en verano – o variables – y frío más fuerte durante el invierno. Este pronóstico sigue este año. Según la Dirección Metereológica de Chile, para los meses de mayo, junio, julio y agosto se esperan bajas máximas, aún mayores que el 2017.

¿Por qué es que ocurre esto? Principalmente por el fenómeno La Niña, que conlleva condiciones climáticas más adversas, y que llevará las temperaturas por 1 o 2 grados más bajo que lo usual. Por lo mismo es que hay que adelantarse y tomar medidas para protegernos del frío y mantener los hogares lo más equipados posibles para no detener la vida en invierno.

¿Cómo enfrentar los días más helados? La única solución no es encender la calefacción, equipando estufas y chimeneas u otros sistemas de emisión de calor. Son gran parte, pero la contaminación que producen y el gasto que conlleva para las familias, nos lleva a buscar otras soluciones prácticas y que generen un bienestar a largo plazo.

Estos son algunos de los consejos que debes tener en cuenta, en especial para el equipamiento de tu hogar y que el frío no te impida disfrutar de tu rutina, o de momentos con seres queridos en él:

  1. Pinta tu casa con colores oscuros: puede parecer simplón, pero si habitas en casa, debes tener en cuenta este consejo. Las tonalidades más oscuras atraen y recepcionan mejor la luz solar. Absorben más el calor. Quizás no es tu opción preferida, pero será muy útil y no implica un gasto externo muy grande.
  2. Busca la posibilidad que las habitaciones o espacios estén expuestas al sol: no siempre podrá ocurrir esto, y aunque en verano parece un dolor de cabeza, en invierno ayudará a mantener temperados los espacios. Cuando llegue la noche debes cerrar puertas y ventanas para ocupar aquel calor acumulado durante el día.
  3. Aísla los vidrios: una de las medidas básicas es usar material aislante para los vidrios que tengas en tu casa, más si cuentas con grandes ventanales. Estos deben quedar herméticos. Si es que crees que esto escapa de tu presupuesto, te recomendamos usar plástico reciclado.
  4. También sobre las ventanas: cambia los marcos de aluminio ─cada vez más utilizado- por marcos de madera para que no se mantenga ese frío del exterior.
  5. No olvides renovar el aire: ventila el espacio en las mañanas, en vez de tardes o noches. Así evitas virus y luego de ventilar 10 o 15 minutos, puedes cerrar tus ventanas para mantener el calor.
  6. ¿Tienes alfombras? Es hora de comprar: puedes buscar del tipo que te sea más conveniente y atractivo. Hoy existen algunas removibles para sacar en verano. Éstas ayudan a mantener el calor en las habitaciones.
  7. No olvides las cortinas. Éstas, al igual que las alfombras, permiten mantener el calor y conservan las temperaturas cálidas en el hogar. Aún mejor si utilizas cortinas térmicas, que también conservan el calor en invierno. Otras opciones son las cortinas aislantes, que no quitan la luminosidad del día mientras aíslan el calor. Si no conoces bien todas tus opciones o tipos de cortinas que existen, puedes encontrar todo lo que necesitas en el sitio web de Hunter Douglas.
  8. Compra velas: a veces tenemos sólo por decoración o en caso demasiado extremo ─por un corte extenso de luz, por ejemplo. Pero estas logran calentar los ambientes, algo que pocos saben. Ten algunas aromáticas que enciendas una vez al día durante unos minutos para generar, además, un ambiente acogedor.
  9. Parece ridículo u obvio, pero no está de más recordarte que ocupes ropa más abrigada y cocines guisos y sopas. Aquellos alimentos que se ingieren calientes aumentan la temperatura corporal y así no tendrás constantemente encendida la calefacción. Otras especias, como curry, jengibre o pimienta, también son recomendadas para esto.
  10. Por último: Es hora de aislar paredes: si estás en tu hogar son huecas, es momento de incorporar material aislante que mantenga el calor en los espacios. Hay otras construcciones que constan de estructuras más macizas, pero de todos modos necesitan revestimiento para evitar el frío. Esto lo puedes hacer aún con guías telefónicas o papel de diario.

¿Ahora sí estás listo para el invierno?

Compartir: