Las metas y desafíos de este 2018 para el alcalde de Lo Barnechea

Lo Barnechea comenzó este 2018 celebrando importantes hitos. Lograron posicionarse como una de las comunas más inclusivas para personas con diferentes discapacidades, además de erradicar los campamentos del sector.

Esto ha sido a punta de esfuerzo por parte del Municipio, pero en especial, por la motivación y participación de los vecinos. Ahora, iniciándose un nuevo Gobierno que va en la misma línea programática y política de la comuna, se presenta un nuevo escenario. ¿Trae esto consigo desafíos o beneficios? Felipe Guevara, alcalde de Lo Barnechea, establece que las líneas de Gobierno central no afectan a la política municipal.

Su foco constantemente ha sido mejorar la calidad de vida de los ciudadanos, ¿cómo cree que se construye eso este 2018?

Hay que seguir desarrollando proyectos en las distintas áreas. Este año viene bien enfocado y cargado a lo que es salud, y el tema social, de vivienda y urbanismo. Ya estamos celebrando un importante hito, al erradicar los campamentos de Lo Barnechea.

¿Lo dice por la situación del Campamento Juan Pablo II?

Así es. La noticia del momento.

¿Cómo afecta esto su planificación 2018? ¿Cómo ve que marca los lineamientos?

Será un buen año, porque lo comenzamos con este proyecto que nos llena de orgullo. Recuerdo que cuando yo llegué acá, Lo Barnechea era la comuna con más campamentos en Chile. Pero ahora empezamos a desarmar el último de los campamentos. O sea, cuando se termine eso, vamos a haber transformado a la comuna de Lo Barnechea en una comuna sin campamentos.

¿Cómo vive esta situación personalmente?

Como el fin de una etapa. Es como el principio del fin. Además se pudo hacer en tiempo récord. Y en condiciones ideales, construyendo muy buenas viviendas.

¿Cuáles son las condiciones que tendrán estas viviendas? Sin duda es un impacto muy positivo para los vecinos involucrados.

Se encuentran aquí mismo, en la comuna. Lo que para partir es algo muy positivo, como mencionas.

En estos casos muchas veces se recurre a la rapidez y a lo que es más económico para todos. Era mucho más barato y rápido haber mandado a todos estos pobladores a Colina o a Puente Alto, a otra comuna que ya tuviese otro tipo de viviendas habilitadas.

Sin embargo, siendo mucho más difícil hacer ciudad aquí, lo logramos. Las ciudades tienen que tener elementos de integración. Si separamos a vecinos – vivan donde vivan ─de la ciudad de manera forzosa, lo estamos haciendo mal.

Es algo recurrente en nuestra sociedad, muchas veces por las condiciones que usted mismo menciona: poder optimizar el tiempo de transición para toda la comunidad. O por falta de recursos. ¿Cuáles son las verdaderas implicancias de esto, para usted alcalde?

Sí. La verdad es que en Chile es que cuando construímos ciudades, o nuevos barrios, sectores, muchas veces lo que hacemos es desintegrar. Pensamos que estamos solucionando un problema, pero no es así.

A los pobres los mandamos para un lado, los ricos en otro lado, y así entonces las ciudades desintegran las sociedades. Y eso es irreal. Lo que hemos hecho aquí es un ejemplo de integración. Y no es por vanagloriarse, es lo correcto por hacer.

En nuestro caso, las personas que hoy en día están viviendo este cambio ─del campamento Juan Pablo II─ pasan de un campamento en la misma comuna, a otro sector de la misma. Pueden quedarse viviendo en su comuna, ¡que es lo lógico! Donde muchas veces está su trabajo, donde hay educación, donde hay salud para ellos, lo que les corresponde porque son parte de dicha comuna. Además tienen a sus familiares, su entorno, su red de apoyo. Excluirlos o retirarlos es un daño que los deja vulnerables. No se trata sólo terminar con los campamentos: se trata de haber hecho de este desafío, una oportunidad.

¿Qué transmite, en sus palabras, esto sobre Lo Barnechea actualmente?

Que más allá de lo que se suele pensar, transforma a Lo Barnechea en una comuna más inclusiva, y eso para nosotros es súper importante. Porque tiene una población diversa, y es importante preocuparnos por todo.

¿Cómo afecta el nuevo Gobierno a su gestión como alcalde? ¿Implica de manera directa, indirecta, o de alguna manera? Quizás no como municipio, pero sí como alcalde.

Siempre he creído que la política municipal se aleja de los intereses del gobierno de turno. Pero sin duda ahora tenemos un gobierno mucho más alineado con los intereses nuestros. Y ahí vamos a estar disponibles para ayudar, para colaborar, tal como pasó en el Gobierno del Presidente Piñera la vez anterior. Es muy distinto ser alcalde de gobierno, a ser alcalde de oposición. No es que vaya a llegar más ayuda, sino que al contrario, se trabaja más en equipo. En ese sentido también va a ser distinto el 2018.

Compartir: