Un viaje a Marte: José María Maza

¿Está convencido de que debemos ir a habitar Marte?

“No me cabe la menor duda que Marte en mil años más va a estar habitado por miles de personas. Ahora, empezar ya mismo o empezar en 50 años más, no puedo yo decir que la urgencia es ahora, pero yo creo que ahora entre tanta mezquindad y tanta cosa a uno le baja el ánimo, yo ya no quiero ni escuchar noticias para no enterarme, pero ¿Por qué no tener una empresa que a uno lo convoque a algo realmente lindo? Algo que sea difícil, donde haya que esforzarse mucho y haya que estrujarse la cabeza para lograr resolver los problemas”.

¿Qué tiene Marte de habitable?

“No tiene nada, esa es la gracia. No hay aire por lo que no se puede respirar, no hay agua porque no hay aire y además tampoco está claro cómo vamos a hacer alimento en Marte. Pero esa es la gracia, es un desafío para aprender muchas cosas. El simple desafío de lograr comer en Marte, hay que sembrar: tomate, lechuga, cebolla.”

¿Qué tipo de personas podrían aventurarse a esta experiencia? ¿Deberán tener condiciones especiales?

“Los que vayan allá tienen que ir con un traje presurizado, un traje al que le echas aire y se presuriza por dentro porque es necesario estar presurizado no puede andarse a capela en el vacío”.

¿Qué se puede hacer por la ausencia de aire y agua?

“Es necesario tener un tanque de oxígeno, estos tanques pueden estar 7 u 8 horas en uso por lo tanto, si las personas tienen una especie de iglú donde ahí hacen una atmosfera artificial y el iglú lo presuriza entonces es posible andar sin traje pero tendrá que haber una puerta doble donde las personas antes de salir van a tener que meterse allí despresurizar esa zona, ponerse el traje y ahí hacer una caminata. Después ponen otro iglú y los conectan por un tubo y así sucesivamente. Con respecto al agua, puede haber si uno se lo propone. El agua es H20, hidrogeno y oxígeno, el hidrogeno es el más abundante en el universo y el oxígeno también está bien presente, entonces se podría fabricar agua a partir de los materiales que están en el propio Marte. O en los polos de Marte hay un casquete polar donde hay agua congelada. Entonces si hay agua, no mucha, por eso hay que saber cuidarla.”

¿Por qué querrían los humanos irse a Marte?

“El día de mañana podría pasar cualquier catástrofe en la tierra, sin ningún aviso. Incluso podría ser que la humanidad se ponga en peligro a tal punto que se extinga. Pero si hay un millón de personas en Marte aquí van a haber 10.000 millones y en un caso eventual van a haber humanos en Marte que podrían recolonizar la tierra en el futuro. Entonces tampoco es que vamos a mudarnos a Marte. El 99,9% de las personas se van a quedar en la tierra.”

¿Las personas que irían se pueden devolver?

“Lo que yo creo es que, para ir a Marte, lo más lógico es armar el picnic arriba en la estación espacial internacional entonces las personas suben distintas provisiones, distintas cosas porque el gasto en combustible más fuerte es la salida, cuando estén todos arriba se quedan orbitando Marte en la nave grande y podrían bajar en una nave chica algunos mientras otros se quedan en órbita y así pueden bajar y subir sin ningún problema. La gracia es que es muy difícil entonces hay que pensar cómo hacerlo, para mi es una invitación para pensar en todo: como comer, como dormir, como ir al baño.”

Compartir: