Cierre del Liceo Amunátegui: causas y declaraciones

El alcalde de la comuna de Santiago, Felipe Alessandri, se puso al mando del futuro del Liceo Miguel Luis Amunátegui, el que debió cerrar el semestre de manera anticipada a causa de esta problemática.

Los alumnos, profesores y apoderados del liceo han expresado su deseo de continuar con el plan de estudio, lo que ha llevado a que la autoridad comunal evalúe esta posibilidad y dar una pequeña esperanza a los afectados.

“En estos momentos estamos evaluando trasladar a todo el Liceo Amunátegui a un solo establecimiento, a un solo inmueble, porque la comunidad escolar nos ha señalado que ellos quieren mantenerse unidos” fueron las declaraciones entregadas por el alcalde.

En este sentido, Alessandri argumentó que sus planes son replicar la situación ocurrida en el terremoto del 2010, aunque para esa oportunidad los municipios recibieron fondos de emergencias especiales lo que no podría ocurrir dentro de este contexto. “Utilizaremos todos nuestros esfuerzos para buscar un solo establecimiento donde podamos a trasladar a toda la comunidad” recalcó.

La intención es permitir a la comunidad continuar con su plan de estudio y seguir fomentando la educación en los jóvenes, especialmente en aquellos que fueron víctimas de la situación y se están viendo perjudicados.

Para recuperar el recinto se requiere un presupuesto de al menos $336 millones, así lo declaró el Departamento de Infraestructura de la Dirección de Educación Municipal, esto debido a los destrozos en el liceo tras la toma que se extendió por 10 días y terminó provocando esta catástrofe en la sala de profesores de la institución.

Sin embargo, la comunidad educativa y concejales de la comuna de Santiago han juzgado y puesto en duda la decisión del alcalde de reubicar a los alumnos para continuar su semestre. En esta misma línea, la concejala Rosario Carvajal descartó que todo el liceo resultara afectado por el incendio y aseguró que al menos 30 salas se podrían habilitar después de un proceso de limpieza profunda.

Esta insinuación parece un poco absurda si se considera que son 15 salas las que se encuentran inhabilitadas, así como dos baños y un laboratorio, además la asociación chilena de seguridad dijo que el sistema eléctrico, los baños y camarines se encuentran en muy mal estado.

Entre tanto los alumnos, profesores y todos los involucrados con el colegio han expresado su desacuerdo con cerrar la institución alegando que solo una zona del mismo se vio perjudicialmente afectada y que las clases podrían continuar perfectamente para cerrar el semestre.

De igual forma, el acalde ha asegurado que se encargará de tenerlos a todos reubicados para al vuelta de las vacaciones de invierno, velando por la educación de su pueblo así como la seguridad de los estudiantes.

A todo esto, el presidente de la república, Sebastián Piñera, también ha manifestado su opinión: “ninguna comunidad escolar, por muy legítimas que puedan ser sus peticiones, tiene derecho a quemar o dañar su colegio” declaró a la vez que simpatizaba con Felipe Alessandrini.

“Los que han quemado su colegio son los verdaderos responsables de lo que está ocurriendo en esta institución, no el alcalde quien está tratando de resolver este problema de la mejor manera” concluyó Piñera asegurando que este tipo de cosas ya no quedarán impunes en el país.

Bajo estas declaraciones y obedeciendo a las decisiones ya tomadas, para la segunda mitad del año los estudiantes pertenecientes al recinto serán trasladados a otros colegios públicos de la comuna de Santiago.

Compartir: