La enseñanza que nos deja el concurso “La suerte de ser chileno”

Hace pocos días ocurrió algo que generó gran ruido mediático. Polla Chilena de Beneficencia anunció la llegada de un concurso bastante particular que no se había dado antes en Chile, y que consistía en la entrega de 10 millones de pesos al azar entre todos aquellos que contaran con número de RUN chileno, y sin pedir nada a cambio. Sin la compra de boletos, y sin requisitos adicionales. El sorteo generaría 7 ganadores, a quienes se les haría entrega de un premio en dinero.

El concurso ya finalizó hace pocos días y dejó a 7 ganadores cuyos números de RUN fueron los 2.102.227, 1.798.067, 16.850.594, 22.254.033, 10.908.634 y 18.426.676 y 20.396.379. ¿Qué enseñanza nos deja este concurso?

Patricio Gonzalez, Gerente Comercial de Polla Chilena de Beneficencia, comenta que el concurso es totalmente original de Chile y que nunca se ha realizado en ningún otro lugar del mundo, y se generó porque corresponde a una campaña institucional de marca.

La entidad detectó que la marca como tal se estaba “alejando” del subconsciente de los consumidores, por lo que en los 81 años que la Polla lleva en existencia, había muchos otros productos que opacaban a la marca principal. Por eso y para efectuar una campaña que resultara totalmente exitosa, optaron por dar vuelta las reglas en el sentido de que ya no fuera la gente la que buscara la suerte, sino que fuera la misma suerte la que buscara a la gente.

Los resultados fueron asombrosos. En el transcurso de la semana en la que se llevó a cabo el concurso, tanto los medios de comunicación como también los medios sociales se hicieron ruido de este concurso, manteniendo constante expectación sobre quiénes serían los ganadores de cada premio.

Surgieron notas, artículos de prensa, entrevistas a miembros de la Polla Chilena y a los ganadores del concurso. Con el paso de los días, el concurso fue generando tanto ruido que la gente ya no era indiferente a la marca de la empresa de juegos de azar, sino que la estaba comentando con otros. De hecho, no solo medios nacionales hicieron eco de la noticia, sino que varios periódicos y medios digitales de la región también dieron a conocer en sus respectivos países lo que se estaba haciendo en Chile.

Este concurso deja como enseñanza el tremendo poder de marketing que puede tener una idea original, que se salga un poco de lo habitual. En el caso de los juegos de azar, era prácticamente insólito el recibir algún tipo de premio sin haberle dado algo a cambio a la entidad. Sin embargo y gracias a este concurso, ganó la gente y ganó la empresa.

Ganó la gente porque tuvo la posibilidad de ganar dinero sin esfuerzo alguno, y ganó la empresa porque logró posicionar su marca y dejarla impregnada en la mente de todo el país, y sin ofrecer premios demasiado ostentosos, como suele ocurrir con las loterías. Junto a lo anterior, quedó en evidencia la gran influencia que tienen las redes sociales y el marketing digital al momento de promocionar y difundir una marca.

Si todos hablan de un producto o servicio que ha buscado convertirse en la noticia del momento (siempre pensando en un marco positivo), inevitablemente la empresa obtendrá beneficios, y la marca se verá potenciada.

Sólo queda esperar que Polla Chilena de Beneficencia decida repetir el concurso. Eso solo el tiempo lo dirá.

Compartir: